Birdman: La desesperada virtud del espectaculo

Ni el inamovible tráfico de Bogotá, ni la inoportuna impuntualidad, impidieron que cumpliera mi cita con la última producción del mexicano Alejandro Gonzáles Inárritu. Aunque me perdí, quizá los diez primeros minutos del film, llegué a tiempo para colgarme de las alas de Michael Keaton y emprender el vuelo con Birdman, una de las películas más destacadas de los Óscar 2015, al ostentar nueve nominaciones, entre ellas a mejor película.birdman uno

El film se presenta complejo e irresistible, desde el momento en que la cámara revela su carácter intrépido, que atrapa al espectador, al colarse, con suma agudeza, por los rincones del backstage de un teatro de Broadway.

Riggan Thomsom (Michael Keaton) arrastra tras de sí el fantasma de un pasado exitoso por su célebre y fugaz interpretación del famoso superhéroe Birdman, sin embargo, dicha gloria ha quedado convertida en tan solo una cita requerida de vulgares trivias hollywoodenses. Queriendo retomar el vuelo en el mundo del espectáculo, Thomsom se juega su dignidad como actor y director, al montar una obra de teatro que lo enfrentará con lo efímero del espectáculo y con su mediocridad como artista, como padre y como ser humano.

Birman TRESPronto, Birdman despega de las salas de cine, para aterrizar al espectador en un teatro neoyorquino que servirá de jaula para el desarrollo de la historia. Es así como me sorprendo de estar presenciando una obra de teatro en vez de una película, que al menos por esta vez, no pagué por ver. Sí por algo destaca la cinta, es por su ritmo y por su capacidad de camuflar escenas entre sí, desvaneciendo momentos con situaciones que burlan el espacio-tiempo, dándole una secuencia muy particular a la historia. El plano secuencia es atrevido y novedoso, tanto así que el vértigo y la fatiga se apoderan del público, quien sentirá que corretea detrás de los personajes, involucrándose así, y de una forma más profunda, en sus ires y venires, en sus vacios y egos. Birdman, termina de hacer gala de todo su plumaje, al acompañar la trama con una batería que engalana cada emoción, cada pulsación de las actuaciones, en un ritmo que no es ningún pío pío. Definitivamente el sonido es impecable e imparable, y por qué no, incomparable.

La apuesta de Iñárritu en el humor negro, resulta no magistral, pero sí sarcástica al burlarse de la propia decadencia o excentricidad de sus personajes, quienes son el blanco crudo de la sátira del film.

birdman 3Gonzales Iñárritu, crítica la industria hollywoodense, al enfrentar dos mundos, que sí bien colindan entre sí, no se contienen: El espectáculo y el arte. Birdman, representa la comercialización, lo vendible, lo masivo, los éxitos en cartelera por contener épicas escenas de acción, de sexo. En últimas, representa el entretenimiento por entretenimiento. Por otro lado, la crítica de teatro, Tabitha (Lindsay Duncan), valora el propósito artístico de la dramaturgia, de la actuación y de la dirección, por encima de lo efímero de las cifras de taquilla; para ella hay mucha diferencia entre un actor y una celebridad. En medio de estos dos polos de la industria, (por un lado, el cine de grandes efectos y de historias triviales, y por otro, el de historias humanas con lenguaje sincero y cotidiano), se haya Thomsom, dispuesto a no defraudar y a complacer a estos dos extremos de su conciencia, pues les teme y venera a la vez. La imaginación de Thomsom lo consagra al tiempo que lo ridiculiza. Es por medio de la fantasía que este personaje logra superarse, como única salida a una realidad que lo ha desplazado por completo del mundo del arte y de la actuación, pese a estar inmerso en el del espectáculo. Será el personaje de Riggan Thompson, el punto medio entre estas dos expresiones, será la mezcla perfecta entre lo uno y lo otro, será lo culto en medio de lo vulgo, y lo efímero entre lo artístico, en ultimas una inesperada virtud en medio de la ignorancia… Tal vez, Riggan representa la fórmula actual de la industria del cine, tan pura y contaminada a la vez.

En sí, Birdman constituye una crítica al supuesto “éxito” de las mega producciones de Hollywood, pero más allá de debatirse en un duelo moral, la cinta se relaja con su tono satírico y sutil, que se burlará de sus propios héroes, quienes en últimas harán de sus vidas su propio circo para mantenerse como una simple atracción de Broadway.

birman 4No deja de llamar la atención que una cinta que pone en balanza la calidad contra la espectacularización, y que señala sarcásticamente a Hollywood, empolle nueve nominaciones a los premios Oscar de la Academia, tal vez esto se pueda ver como una advertencia y crítica a la industrialización de las codiciadas estatuillas.

El subtítulo de la película es muy diciente, “la inesperada virtud de la ignorancia” y quizá sea eso lo que en últimas se premia cuando una cinta de Hollywood es buena, ya que en muchos casos, en medio de esa comercialización hay elementos que destacan y cultivan la cultura cinematográfica; o tambien se puede entender en otro sentido: ¿Quien dice que el cine independiente no puede ser mejor o igual al cine de casta? ¿Acaso no hay piezas magistrales hechas por novatos, por directores independientes, o por otros de esa fauna a la cual injustamente se les llama “amateurs”? ¿Hacer cine es cuestión de eruditos o de ignorantes? ¿Se hace cine para publicos eruditos y para “masas”, o simplemente, más allá de todo,  para personas? Birdman rescata la esencia artistica en todas las produciónes visuales, sin importar que tan comerciales o que tan alternativas puedan llegar a ser.

birman 6No me puedo ir, sin destacar las actuaciones, en particular la de Emma Stone, quien nos regala un personaje frío y oscuro pero brillante desde sus propios vacíos. Cabe señalar que fue muy apropiado elegir a Keaton para el protagónico, ya que quien mejor que él para encarnar a un actor arrastrado por la sombra de un súperhéroe que interpretó en sus mejores años de fama, y me refiero a su papel como Batman bajo la dirección de Tim Burton.

Por último, me queda la sospecha de que las aves se están configurando como el signo contemporáneo de la doble personalidad. Por momentos Birdman puede ser pasada como la versión masculina de The Black Swan.

birman 2Finalmente, solo queda ambicionar que esta película pueda ser entendida por personas que no solo devoran palomitas en el cine, sino que interpretan los contenidos que se proyectan frente a sus pupilas. Soy un convencido de que el público colombiano necesita valorar más otro tipo de cine, un cine más sincero, más honesto, hecho a partir de verdaderas emociones humanas, y no desacreditar un film solo por su falta de acción, de sangre o de sexo. Creo que en el fondo de nuestras conciencias hay un birdman que nos ofrece el camino más fácil para el éxito, o que nos traza la ruta del menor esfuerzo, pero a la larga, muchos creen que “vuelan” mientras tan solo caen en picada.

Por: Javier Andrés Arias Bernal

TW: @jaabBernal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s