Carol: La mujer y la hoguera social.

tumblr_nu8ciqwkGm1tj6f2go1_1280Desde el póster Oficial de Carol, ya se intuía una experiencia estética diferente, la misma que en pantalla se magnifica para lograr una exquisita recreación de la Nueva York de los años 50. La textura de esta cinta opta por la imagen granulada, apartándose de la alta definición de la era digital, lo que permite lograr emociones mucho más envolventes y reales, un indiscutible y romántico guiño a décadas pasadas. Es así como el espectador puede sentir y percibir la respiración, el vaho y las lágrimas de esas dos mujeres que se encontrarán envueltas en una transparente y creciente atracción sensual. Así pues, está cinta dirigida por Todd Haynes, es la piel y la textura de un amor honesto, y para la época, revolucionario, ¿Pero qué amor no revoluciona?

Therese Belivet, interpretada por Rooney Mara, es un personaje extraordinario. Revestido de un particular encanto y embrujo, y en cuyos hombros recae la sensualidad y la inocencia de esta historia, que dará inicio con un inminente encuentro, de esos que se incrustan en el destino, porque “Algunas personas cambian tu vida para siempre”.

cate-blanchett-carol-02-600x350

Carol y Therese, han de encontrarse, han de inquietarse. Ya sea por la juventud que la una representa, ya por la madurez que la otra encarna, ambas feminidades se potenciarán la una con la otra. Pero sobre todo, estas mujeres, vulnerables al tiempo que fuertes, encontrarán en su relación, un apoyo, un soporte para “ser” en una sociedad que las arrincona junto con sus decisiones.

descargaCarol es un vistazo al pasado de toda mujer, lesbiana o heterosexual, pues nos habla de una lucha y de una incomodidad, que si bien se ha debatido y confrontado en las últimas décadas, es una realidad con las que ellas han tenido que cargar, y que aún lo siguen haciendo. Ellas, nuestras compañeras, nunca pidieron ser la base de una familia, ingrata institución que se cree en el derecho de juzgarlas, al considerarlas su sustento moral. La mujer, la esposa, la madre, tiene que elevarse incluso sobre su condición humana y mortal, para ser el ejemplo de toda una sociedad. Inaudito es para ellas, lo que es concebible, entendible y excusable para el varón, pero ¿Qué pasa cuando ellas quieren vivir, quieren sentir, experimentar e incluso equivocarse?

Recordemos a las “brujas” de la inquisición, institución que se daba a la caza de todas esas mujeres que poseían un tipo de saber particular que amenazaba la organización patriarcal de la época. El ardor de la hoguera le esperaba a esa mujer que pensara diferente, que asumiera otra postura, que se sintiera dueña de su cuerpo y de sus deseos; de allí surge la imagen de la bruja, como una mujer que no se puede controlar.

images

De la Edad Media, pasemos a la Nueva York de los 50’s, con el melodrama romántico de Carol, donde una madre debe renunciar a sí misma para seguir siendo la ficha crucial de una sociedad, en donde su forma de amar representa el fin de los valores familiares, los mismos que la atan y mutilan. Carol es dueña de una sexualidad en la que no cabe el hombre y su mandato, en donde no hay lugar para el sesgado sistema moral que califica que es bueno y malo. Estos dos poderes, a los que escapa el personaje, la tacharán de amenaza al no poder entender y respetar su libertad. Ella debe anteponerse a sí misma como mujer lesbiana y romper esos moldes de madre y esposa ideales y esperables que no la dejan ser. Y del siglo XX, podemos pasar a nuestros días, donde aún arde esa hoguera social en donde todavía se siguen sentenciando a las mujeres que quieren pensar sus cuerpos y pensarse a sí mismas, desde su libertad y autonomía.

images (1)Ya se ha mencionado que Mara encarna a una Therese vulnerable e insegura, que espera su turno en la vida para ser, pero cuya actuación evoluciona en pantalla para mostrar a una mujer exitosa y emprendedora. Estas características bien le valdrían hacerse con el Oscar a mejor actriz de reparto, aunque en definitiva su papel nunca se siente autónomo, pero quizá es esta aparente necesidad de cobijo que experimenta Therese, lo que la lleva a ser tan enigmática y sutil en su caracterización. Probablemente este personaje sea la antítesis de Carol (Cate Blanchett), una mujer empoderada, envuelta siempre en un aura de glamour y dominio personal que contrarresta con la faceta de madre que todos esperan que sea. Por el lado de Cate, su actuación nos lleva por la historia, desde el inicio es dueña y señora de la película; mientras que Therese solo se deja llevar. Blanchett, como anfitriona, se deja ver con altas y bajas; con seguridades e inseguridades, que matizan y complejizan a su personaje.

carol-39

¿Qué tendrán en común estas mujeres tan aparentemente distintas? Quizá nada, probablemente solo el hecho de haber nacido mujeres en su época. Ambas han estado siempre a la espera de pedir permiso para vivir. Therese, es tan temerosa e insegura de su trabajo como fotógrafa, que no se atreve a exhibir sus pinturas; Carol finge tener el poder y control sobre su vida, pero le espanta la idea de que su imagen se desmorone al dar a conocer su verdadera inclinación sexual. Así como Therese se anima a revelarle al mundo sus fotografías, Carol defenderá su vida íntima y personal. Ninguna de las dos se hubiera atrevido a esto, sino hubiera encontrado la una en la otra, la motivación necesaria. De allí que sus similitudes, cobran más importancia que sus diferencias. El amor, uno supuestamente “incorrecto” y “maleducado”, las lleva a reclamar su verdadero lugar en la sociedad, y a asumir las riendas de sus vidas tanto profesionales como sentimentales.

La dirección de arte es impecable, sin mencionar el trabajo en el diseño de vestuario que juntos vienen a lograr una fotografía entrañable, que con dejos de nostalgia, hacen que el espectador evoque y experimente para sí cada paisaje, locación y emoción que se presenta en pantalla. El mayor logro de esta cinta, es la recreación tan magnifica que se logra de una ciudad y de una época, que transporta a quien la ve a las navidades de la Nueva York de mitad del siglo pasado.

images (7)

Si está producción merece llevarse alguna estatuilla en los Oscar, esta sería a mejor fotografía, pues la sutileza de sus cuadros, contrarresta con los demonios que viven los personajes. Y es que la experiencia estética y visual que comprende Carol es producto de la decisión de Ed lachman, director de fotografía, que propuso filmar la película en Súper 16mm, para conseguir una textura diferente, granulada y particular, que evoca el antaño, y que hace de la cinta una experiencia óptica profunda.

Carol photo 10

Al final de la trama, Carol se inmola, se sacrifica y como respuesta a esa sociedad que la mutiló, les dirá que no renunciará a sí misma para seguir siendo la perfecta figura hogareña y familiar que de ella se espera. En Carol volvemos a sentir el fuego de las llamas de esa hoguera que aún no se apaga, y que ha afectado a la mujer de maneras tan insospechadas como desconocidas, pero que de seguro nos han tocado a todos directa o indirectamente. la mujer no debe por que asumir enteramente las riendas morales de la familia, y si han de ser ejemplo de algo, sería de que todos tenemos derecho a ser, con errores, defectos, virtudes y aciertos. Ellas no son perfectas y tienen todo el derecho a no serlo. La única y definitiva base para una sociedad mejor, es y siempre será, el respeto.

Por: Javier Andrés Arias Bernal / TW: jaabBernal / silogismocronico@gmail.com

10500346_10153951421770818_3149071350279639850_n

Ficha técnica
Reino Unido, 2015. Título original: Carol. Director: Todd Haynes. Guion: Phyllis Nagy (Novela: Patricia Highsmith). Producción: Film4 / Killer Films / Number 9 Films. Duración: 118 min. Fotografía: Edward Lachman. Música: Carter Burwell. Montaje: Affonso Gonçalves. Diseño de producción: Judy Becker. Diseño de vestuario: Sandy Powell. Intérpretes: Cate Blanchett, Rooney Mara, Sarah Paulson, Kyle Chandler, Jake Lacy, Cory Michael Smith, Carrie Brownstein, John Magard, Kevin Crowley, Gielreath, Ryan Wesley Gilreath, Trent Rowland, Jim Dougherty, Douglas Scott Sorenson, Nik Pajic. Presentación oficial: Festival Internacional de Cannes 2015.

 

carol-uk-quad-poster.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s